salud energia medicina remedios curar enfermedades

Saludables

Consejos para estar más sano

Cuántas horas hay que dormir

El sueño perfecto

Lo más importante no es la duración total del sueño, sino de sus fases profundas. En el curso de la noche pasamos por varios ciclos de 90 minutos cada uno. Cada ciclo consta a su vez de tres fases: tras el primer sueño ligero nos quedamos profundamente dormidos, y luego soñamos (fase llamada sueño onírico). El sueño profundo repara el organismo, y el onírico da descanso a la mente. El sueño ligero es una especie de transición entre el sueño profundo y el onírico.

Los adultos por lo general duermen siete horas, aunque hay quien necesite nueve y a quien le bastan cinco. Los ciclos difieren mucho uno de otro; en el primero, la fase de sueño profundo es muy larga: hasta 20 minutos. Sin embargo, conforme avanza la noche, la proporción de sueño profundo disminuye, y la de sueños ligero y onírico aumenta.

Cuántas-horas-hay-que-dormir

Por lo pronto, ya sabemos como se las arreglan quienes necesitan pocas horas de sueño (digamos, Napoleón, de quien se dice que dormía apenas cuatro horas): no tienen sueño ligero, sino solo profundo y onírico.

Según los Institutos Nacionales de Salud, el promedio de los adultos duerme menos de 7 horas por noche. En la agitada sociedad de hoy, 6 o 7 horas de sueño puede sonar bastante bien. En realidad, es una receta para la privación crónica de sueño.

Si bien las necesidades de sueño varían ligeramente de persona a persona, la mayoría de adultos sanos necesitan entre 7,5 y 9 horas de sueño por noche para funcionar en su mejor momento. Los niños y los adolescentes necesitan aún más. Y a pesar de la noción de que el sueño debe disminuir con la edad, las personas mayores todavía necesitan por lo menos 7,5 a 8 horas de sueño.

Así como hay “lechuzas”, personas trasnochadoras que no sienten cansancio hasta pasada la medianoche, hay también “alondras” a las que les gusta irse a la cama a las 9 de la noche. “Lo importante es conocer el propio ritmo”, señalan los mas prestigiosos doctores de Medicina del Sueño. “Irse a dormir temprano no tiene sentido a menos que se este de veras cansado”.