salud energia medicina remedios curar enfermedades

Saludables

Consejos para estar más sano

Los beneficios de ejercitarte en tu hogar

Ya sabemos que los beneficios de hacer ejercicio son muchísimos, pero a veces cuando nos decidimos a comenzar una rutina nos asalta una duda: ¿hacer ejercicio en casa o pagar las cuotas mensuales de un gimnasio? Mientras que un gimnasio ofrecerá una clase o rutina organizada por un especialista, más oportunidades sociales, y todos los beneficios de un instructor capacitado, si cuentas con espacio disponible en tu casa puedes encontrar que el ejercicio en el hogar es una opción mucho mejor.

A la hora de ambientar tu sala es importante:

Encontrar el espacio adecuado

Determina si quieres crear una sala de fitness completamente apartada de las otras habitaciones, o simplemente quieres tener el equipo en el armario o debajo de la cama para ejercitarte en tu propio dormitorio. La habitación y las opciones que elijas van a limitar el equipo que vas a necesitar.

ejercicios en tu casa

El equipamiento

Desde juegos de pesas, cintas para correr o sistemas completos de acondicionamiento físico, las opciones son realmente variadas. Dado que vas a trabajar desde tu casa, es importante elegir un equipo fácil de usar y también fácil de mantener.

Tutorales de entrenamiento

Mientras un gimnasio ofrecerá clases bastante estructuradas, hay muchos videos que puedes comprar, alquilar, o incluso ver gratis en línea, que te pueden proporcionar infinitas opciones de ejercicio, incluso con muy poco equipamiento.

Mantente motivado

Lo fundamental para comenzar las rutinas desde tu casa es compromiso personal y auto-motivación. No tendrás que rendirle cuentas a nadie, sino a ti mismo. No habrá otros amigos o compañeros de clase que te motiven a seguir el mismo ritmo del grupo, pero si puedes encontrar la motivación para continuar por tu cuenta, podrás disfrutar de todos los beneficios igualmente.

Distracciones

Configura tu entorno de ejercicio para limitar las distracciones, siguiendo así la rutina que nos impongamos previamente al pie de la letra.

ejercicios en tu hogar

Una vez que hayas encontrado el espacio perfecto y comiences tu rutina de ejercicios, los beneficios que podrás disfrutar a través del ejercicio en tu casa son:

– No hay que pagar cuotas o mensualidades de ningún tipo. Nadie va a estar cobrándote por hacer ejercicio en tu propia casa.
– No tendrás que viajar para poder hacer ejercicio. El equipo estará simplemente a unos pasos de distancia, y puedes hacerlo al despertar por la mañana, al terminar el día, o simplemente ejercitarte en el momento que quieras, sin tener que estar pensando en conducir hasta el gimnasio. Y porque no hay horarios que respetar, incluso puedes hacer ejercicio en el medio de la noche.
– Tienes tu propio cuarto de baño y ducha. De hecho, con la ayuda de un plomero de confianza, puedes añadir mejoras en tu “vestuario”, para hacer de tu experiencia de post-entrenamiento y relajación más placentera.