salud energia medicina remedios curar enfermedades

Saludables

Consejos para estar más sano

Los beneficios de hacer deporte sin desayunar

Ejercicio en ayuna

Realizar ejercicios físicos durante la mañana, antes del desayuno, no es para nada algo descabellado, por el contrario, puede llegar a ser muy beneficioso si se lo realiza correctamente. Son muchas las personas que deciden salir a trotas apenas se levantan, aprovechando todas las reservas de grasas que se encuentran en el cuerpo, las cuales sirven como combustible.

Los beneficios de hacer deporte sin desayunar

La grasa de transforma en energía y, de esta manera, el cuerpo puede moverse y realizar esfuerzo físico. Claro está que el esfuerzo no debe ser demasiado intenso, más bien se trata  de realizar ejercicios sencillos, bebiendo mucha agua para hidratar el cuerpo. La falta del desayuno hace que la liberación de ácidos grasos sea muy grande, sin embargo, esto significa que, por otro lado, eliminaremos aminoácidos con mucha velocidad, siendo los aminoácidos muy importantes para los músculos.

Por eso no se recomienda entrenar más de una hora sin haber desayunado. El ejercicio es muy importante, pero el exceso puede llegar a ser contraproducente. Por otro lado no hay que olvidarse que el desayuno es considerado como la alimentación más importante del día. Realizar ejercicios antes de desayunar no quiere decir que debamos abandonar o modificar la rutina de nuestro desayuno, claro está, siempre que se esté haciendo correctamente. El desayuno debe ser muy rico en proteínas y minerales, para que el cuerpo posea la energía suficiente para arrancar el día.

También hay que tener en cuenta que no todo el mundo puede salir a correr apenas se levanta. Esta práctica suele estar más reservada para personas con mucho entrenamiento físico, las cuales han creado la costumbre de no tener que alimentarse luego de dormir. Es ideal para deportistas que buscan definición en su cuerpo, ya que el metabolismo aumenta en gran medida, de la misma manera que lo hace la quema de grasas.

Si lo que se busca es perder peso, quizás sea más interesante comenzar con otras técnicas. Correr en ayunas no es fácil, se requiere de mucha disciplina y entrenamiento, algo que generalmente una persona subida de peso no tiene. Por eso, es mejor comenzar con ejercicios luego del desayuno, de manera tal que el cuerpo posea mayor energía para afrontar las actividades.