salud energia medicina remedios curar enfermedades

Saludables

Consejos para estar más sano

Soluciones para el cuidado de piel de celíacos

Vivir con la piel sensible es algo suficientemente duro, pero si  también eres un celíaco diagnosticado o eres alérgico al gluten, entonces estás luchando una guerra completamente nueva cuando se trata del cuidado de la piel.

Muchos de los productos de belleza y cuidado de la piel que utilizamos tienen ingredientes como el germen de trigo o harina de avena, los cuales afectan a las personas alérgicas al gluten.

Dado que todo lo que se pone en la piel es absorbido por el cuerpo, es importante para las personas con una sensibilidad al gluten o alergia, elegir su próximo producto con prudencia. Para los celíacos que, además, tienen la piel sensible, esto puede ser todo un reto, por lo que a menudo es más seguro preparar tus propios preparados para la piel.

cuidado de piel para celíacosLimpiador facial

Ingredientes:

– 2 tazas de aceite de coco
– ¼ taza de aceite de semilla de uva
– 1 taza de bicarbonato de sodio
– 1/3 taza de gel de aloe vera

Simplemente mezcla todos los ingredientes y guarda el preparado en un frasco con tapa hermética. Lo mejor es mantener el producto terminado en un lugar fresco y oscuro.

Tanto el coco como el aceite de semilla de uva son excelentes para quitar el maquillaje y la suciedad, mientras que al mismo tiempo mantienen un equilibrio saludable en la humedad de la piel. Suficiente suave para pieles sensibles, el bicarbonato de sodio exfolia tu piel para que se vea fresca y radiante. Por supuesto, el aloe vera hidrata y al mismo tiempo resulta perfecto para la piel sensible.

Loción para el cuerpo

Te sorprenderías de la cantidad de lociones para el cuerpo que contienen ingredientes a base de gluten. Algunos de los más comunes incluyen en sus componentes extracto de cereales fermentados, aminoácidos de trigo, proteína de trigo, extractos de germen de trigo, harina de avena / salvado, complejo de péptido amino, lípidos cebada y muchos más.

Para evitar todo esto y aún así tener una piel sana, hidratada y no irritada:

– gel de aloe vera

– aceite de coco virgen

Haz una mezcla 50-50 que contenga los dos ingredientes y frota por toda la piel.

En lo personal no recomiendo usar esta loción en tu cara. El aceite de coco es altamente comedogénico, que significa que puede obstruir los poros. Si tienes piel sensible, la última cosa que quieres hacer es preocuparte por eso.

La adaptación a un estilo de vida libre de gluten puede ser difícil, pero con estas recetas, no tiene por qué ser tan difícil.